La Torre de Santiago, una sorpresa parisina

paris_sena-y-tour-st-jacques

La Torre de Santiago ( Tour Saint-Jacques) es un edificio  situado en los jardines de la plaza de su mismo nombre, en el IV distrito de París (Francia), junto a la rue de Rivoli, la avenida Victoria y el bulevar de Sebastopol. Las parada de Metro más próximas son Chatelet y Hotel de la Ville.

La Torre de Santiago sobresale como el único vestigio de la iglesia de Santiago, derribada casi en su totalidad durante la Revolución Francesa y una de las iglesias más relevantes de la capital gala a lo largo de la Edad Media, a causa de  que era el punto de salida de las peregrinaciones a Santiago de Compostela (Galicia, España). Esta torre de estilo gótico se levantó desde 1509 a 1523.

Además,  está profundamente  ligada a la vida de Nicolas Flamel (1330-1418), uno de los alquimistas más famosos de su época. Incluso se dice que logró transformar el plomo en plata (al menos es lo que se narra en sus escritos).

Ahora bien el uso más curioso de la Torre de Santiago fue el que se le dió cuando se derribó  la iglesia. Fue alquilada a un armero que fabricaba perdigones dejando caer plomo fundido desde lo alto a través de un criba a unas tinas de agua.

Por otra parte, hay una estatua en la parte baja de la torre en su interior. Se trata de un homenaje a Blaise Pascal, el reputado filósofo, matemático y físico que visitaba   esta torre para meditar.

En 1836, la Torre de Santiago fue comprada por el municipio parisino y restaurada en 1858. Además, desde 1898, se usa como pequeño observatorio metereológico.

Finalmente, muy cerca de la torre, en la esquina del parque que da hacia la place de Chatelet, se levanta un pequeño monumento dedicado al poeta Gerard de Nerval, en el mismo sitio  que ocupaba la casa donde se suicidió.

Foto vía SobreFrancia