Un paseo por la arquitectura gótica de París

interior-de-la-Sainte-Chapelle

El estilo gótico surgió en la mitada del siglo XII en el norte de Francia, donde la riqueza y el esplendor de esta comarca  congregó a los mejores arquitectos, ingenieros y artesanos de aquelloss tiempos.  En el siglo XIII, París se transformó en el centro artístico europeo debido al gótico. Así , la capital francesa se erigió en  la referencia europea artística hasta el siglo XIX.

El gótico elevó a los altares a París. La ciudad  pasó a ser un vergel de construcciones con un estilo  definido, donde la decoración pasó a ocultar la arquitectura. París dejó de ser una ciudad medieval para convertirse la urbe más sobresaliente de Francia y sede de las mejores universidades del continente europeo.

La primera construcción góticoa  fue la Basilique Saint-Denis. Su edificación comenzó en  1135 y sirvió de modelo para varias catedrales francesas del siglo XII. En la Basílica de Saint-Denis se usaron elementos del románico tardío para crear un nuevo tipo de soporte estructural en el que cada arco contrasterraba y complementaba al siguiente. Una maravilla.

Además, hay que fijarse en  la joya de la arquitectura gótica parisina: la Sainte-Chapelle. Su vidriera de colores conforma una sublime  cortina transparente.  Se levantó en solo tres año y se consagró en 1248. Su visita es ineludible para apreciar el estilo gótico en estado puro

Asimismo, se debe conocer la famosa Catedral de Notre-Dame de París, obra maestra de la arquitectura gótica francesa y centro del catolicismo en París durante siete siglos. En 1163, se colocó su primera piedra y 170 años después se concluyó esta gigantesca obra. Sus rosetones, sus arbotantes, sus porticos, sus tímpanos, su coro y toda ella representa el paradigma del gótico.

Luego, en el siglo XV, ganó terreno el gótico flamígero del cual hay que fijarse en la Eglise Saint Severin y la Tour Saint-Jacques, el único vestigio de la Eglise Saint-Jacques la Boucherie. En el interior de la la Eglise Saint-Eustache llaman la atención sus magníficos  arcos del gótico flamígero.

Además, hay  dos iglesias en los que se mezclaron dos estilos (gótico y renacentista): Eglise Saint-Etienne du Mont y Eglise Saint-Germain L’Axerrois. Por último, se pueden visitar otras tres iglesias góticas en París: Saint Merry de París, Saint Leu y Saint Gilles.

Foto vía Paris Style