Saltar al contenido

Un notable paseo cultural por Dublín

Dic 3, 2012

Aunque algunos de los acontecimientos literarios más espontáneos de Dublín, capital de Irlanda,  han desaparecido en los últimos tiempos, todavía hay diversos lugares que albergan lecturas y talleres de escritura. En su mayor arte son gratuitos, si bien  es muy popular que se deba   pagar en los eventos más selectos.

En la parte norte hay varios locales cercanos entre sí. El Irish Writers’ Centre (Parnell Square North) es el centro neurálgico de Dublín y un reputado sitio  para escuchar poesía y prosa en un entorno precioso.

Su finalidad de promocionar la obra de escritores irlandeses y establecer relaciones con artistas de otros países se refleja en un completo programa de lecturas protagonizadas por autores de Dublín e internacionales.

Al lado  se encuentra el James Joyce Centre que acoge al grupo de lectura Finnegans Wake los martes por la tarde y un taller sobre Joyce los jueves por la tarde. Además, acoge  una serie regular de charlas sobre el famoso James Joyce y permite leer revistas revistas literarias dublinesas como Incógnito y The Stinging Fly, además de lecturas y otras novedades.

Enfrente se halla situado el Cobalt Café que está especializado en cabaret, pero que de vez en cuando añade a la mezcla música y poesía. En los muelles del norte se halla el Winding Stair Café, un refugio preferido de autores de la zona y un buen lugar para escuchar lecturas de escritores en ciernes.

Al otro lado del río, los escritores leen sus obras sobre la marcha cada lunes por la tarde (salvo el primer lunes de mes) en el Dublin Writters’ Workshop, un taller que tiene lugar en el Bowes, un típico pub dublinés de estilo antiguo situado en Fleet Street, 31.

Muy cerca, el Bank of Ireland Arts Centre (Foster Place) está especializado en recitales de música tranquila, aunque también suele ofrecer sesions de poesía. Por último,  en el piso superior del Waterstone’s se celebran lecturas y otros eventos literarios gratuitos, en Dawson Street. Estos actos son muy populares y algunos exigen una entrada, así que conviene reservar el asiento con antelación.

Foto vía Discover Ireland