Saltar al contenido

Zomba, la magia africana

Nov 18, 2011

La meseta de Zomba, que forma el límite entre el gran valle del Rift y las Tierras Bajas del Shire, es un macizo selvático imponente con cipreses, pinos laicos y cipreses de Mulanje. Sus diversas cascadas y rápidos se unen para formar el Mulunguzi. Se trata de una de las reservas más hermosas de Malawi (Africa).

Esta tranquila reserva selvática, famosa por su clima templado y su esplendor natural, está cubierta por un manto de flores silvestres, helechos, espinos y orquídeas. La cima es un torre impresionante que va desde los 1.800 metros hasat los 2.800 metros de altura. La pared de la ladera sur, que tiene bajo su sombra la ciudad colonial de Zomba, está a 750 metros.

Se dice que el mirador de la Reina, llamado así en honor a la reina Isabel II después de su visita en 1957, ofrece las mejores vistas del Imperio Británico. Los pájaros y las mariposas revolotean sobre los visitantes mientras éstos observan el macizo de Mulanje y la ciudad de Blantyre. El mirador del Emperador, llamado así en honor del emperador Haile Selassie de Etiopía, tiene unas vistas igual de impresionantes.

Establecida en el siglo XIX como una alternativa templada a las llanuras calurosas y húmedas, la ciudad colonial de Zomba también brinda un experencia única y gratificante para el turista. Su mercado es uno de los más pintorescos de Malawi y ofrece gran abundancia de fruta y vegetales frescos, además de artesanía de hojalata, puestos de ropa de segundo mano, hechiceros y todo tipo de objetos que cautivarán al comprador.

El camino más sencillo para llegar a Zomba es mediante un autobús desde Lilongwe o Blantyre por la autovía M-1, la más importante de Malawi, si bien el estado de las carreteras de la meseta no es bueno. Una vez en Zomba, lo mejor es desplazarse a pie, así uno se verá inmerso en un lugar mágico.

Foto vía Malawi Voice