Saltar al contenido

Volubilis, unas ruinas romanas en Marruecos

Nov 8, 2011

Las ruinas romanas de Volubilis, que se extienden a lo largo de 40 hectáreas, son las ruinas mejor conservadas de Marruecos y merecen una visita. Situadas entre Rabat y Fez, cerca de la ciudad marroquí de Meknés, Volubilis fue un centro administrativo romano en el siglo III a.C. Destacan sus más de 30 mosaicos casi en perfecto estado.

Recomiendo visitar estas maravillosas ruinas romanas al atardecer, cuando las sombras de los monumentos crecen, y tendrás todo el yacimiento para ti solo. Seguro que te sentirás fascinado. Un lugar para no olvidar.

Construida sobre una ciudad cartaginesa, Volubilis, a diferencia de otros asentamientos romanos, no fue abandonada cuando los romanos perdieron el norte de Africa frente a los árabes. La ciudad siguió habitada hasta el siglo XVIII, cuando fue demolida para extraer materiales de construcción para los palacios de Mulay Ismail, en la cercana Meknés.

Aunque se perdió gran parte de la arquitectura romana, que data mayoritariamente del año 217, aún quedan algunas columnas, una basílica, un arco de triunfo y diversos mosaicos de alrededor del año 30, todos ellos bien conservados.

El arco del triunfo, construido en honor del emperador romano Caracalla, tenía antiguamente un carro de bronce en lo alto de sus piedras. Situado enfrente de la principal entrada a la ciudad, fue restaurado en 1962. El capitolio, ubicado en una elevación natural que domina la árida llanura, está frente a la basílica.

Cerca de él está la Casa de Efebo, que alberga uno de los mosaicos más destacados que muestra a Baco en su carro. También se puede disfrutar del mosaico que muestra el mito del Orfeo y el Carro de Amphititre, ubicado en la casa de un rico mercader.

Visitar Volubilis es todo un placer para los sentidos. Uno se sentirá como en una antigua ciudad romana. Incluso no siendo aficionado al arte antiguo, uno disfruturá con este lugar. No en vano, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

Foto vía Blanc et Noir