El viejo San Juan, una joya de Puerto Rico

La antigua ciudad, concebida como un bastión militar hace más de 470 años, se ha convertido en una reducida y bella colonia declarada Patrimonio Histórico del Humanidad. Lo mejor es recorrer a pie sus calles y monumentos. Toda una joya de Puerto Rico.

1º. El Morro:

El castillo de San Felipe del Morro, conocido simplemente como El Morro, es el más grande de los fuertes que dominan la bahía de San Juan. Tuvo un importante papel pero hoy es, sobre todo, un mirador excepcional de la ciudad.

2º. Cuartel de Ballaja:

Es el mayor edificio construido por los españoles en el nuevo mundo. Dentro, en la segunda planta, está instalado el Museo de indios taínos y de América Latina. Enfrente, está el antiguo Asilo de Beneficiencia.

3º. Plaza del Quinto Centenario:

Desde sus escalones se puede contemplar una hermosa vista del mar y del cementerio de San Juan, lugar donde reposan los más eminentes puertoriqueños desde el siglo XIX.

4º. Convento de los dominicos:

Construido en 1523, destaca por sus elegantes cúpulas. Hoy en día alberga el Instituto de Cultura Puertorriqueña. Muy cerca de él está el Museo de Pablo Casals y, en la misma plaza, varios de los restaurantes más animados de San Juan.

5º. Casa Blanca:

Es el palacio más antiguo de Puerto Rico. Fue construido para la familia de Ponce de León en 1521. Conviene seguir el recorrido bajando por la calle de Hospital, una de las más bonitas de la ciudad.

6º. La Catedral:

La Catedral de San Juan destaca por sus colores ocres y blancos. Es uno de los templos más importantes de las Indias Occidentales. A lado se encuentra El Convento, antiguo monasterio de carmelitas, que hoy se ha convertido en un curioso hotel con aire monacal.

7º. Paseo de la Princesa:

Construido en 1854, este paseo se extiende paralelo al mar y al pie de las murallas del viejo San Juan, bajo la Casa Blanca. Resulta uno de los recorridos más agradables de la ciudad.

Foto vía Map of Puerto Rico