La herencia colonial de Singapur

Cuando sir Stamford Raffles desembarcó en 1819 decidió crear aquí una gran ciudad. Singapur conserva algunos de los edificios coloniales más representativos de la ciudad, que contrastan con los barrios étnicos. Otra forma de conocer este bella isla asiática.

1º. Marina Promenade:

Los jardines que rodean el complejo comercial Marina Square, el mayor de todo Singapur, son un buen punto de partida para iniciar el recorrido de la ciudad colonial, que comenzó a desarrollarse en la desembocadura del río Singapur. Desde aquí se obtiene una de las mejores vistas de los rascacielos y los antiugos muelles.

2º. Merlion:

En la entrada del río Singapur, la estatua del Merlion vigila la desembocadura. Este animal, mitad león y mitada pez, es el símbolo nacional de Singapur. Desde el Merlion Park se pueden contemplar los barcos de pescadores llegar y salir de la zona del Collyer Quay.

3º. River Cruise y Boat Quay:

Desde el Merlion, es posible realizar un minicrucero por la desembocadura del río Singapur en un pequeño barco. Se pueden ver no sólo el Merlion desde distintos ángulos, sino también la estatua de sir Thomas Stanford Raffles, que marca el punto donde supuestamente desembarcó en Singapur y los muelles de ambos lados del río, bordeados de viejas tiendas y almacenes, que acaban de ser transformados en restaurantes y es una de las zonas más animadas.

4º. Armenian Church:

En pleno barrio colonial, la Armenian Church y la catedral anglicana de St.Andrews, ambas blanquísimas, son dos de las construcciones más notables de la ciudad. La primera es el único lugar de culto armenio-cristiano del Sureste asiático, y fue encargada en 1835 por una docena de familias al arquitecto Coleman. La segunda, de piedra blanca y estilo neogótico, fue construida a comienzos del siglo XIX por presos indios.

5º. Hotel Raffles:

Muy cerca de estas dos iglesias se encuentra el mejor ejemplo de arquitectura colonial de la ciudad, el Hotel Raffles. Abrió sus puertas en 1866 y a comienzos del siglo XX  era la principal cita social del sureste asiático, frecuentado por potentados, escritores y artistas de cine. Destacan su bar, el Writter’s, y su célebre cóctel inventado por Ruffles, el Singapur Slim.

Foto vía Travel Matrix