Saltar al contenido

La fortaleza de Sigiriya

Dic 9, 2011

Sigiriya, antigua capital de Sri Lanka, fue construida durante el reinado del rey Kassyapa (477-495). Situada en un empinado pico de granito y a una altura de 370 metros, Sigiriya, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es el mejor ejemplo de centro urbano de la Asia antigua y una gran muestra de la planificación urbana de Sri Lanka.

La fortaleza, también conocida como la octava maravilla del mundo antiguo, fue construida con forma de león en cuclilla, y antiguamente se entraba en la enorme estructura de piedra a través de la boca del animal. Las gigantescas zarpas son lo único que se conserva del león, pero su perfil aún domina la llanura cubierta de jungla que la rodea. A mitad del ascenso de la roca hay unas gigantescas doncellas maravillosamente pintadas.

Sigiriya es un magnífico complejo de jardines geométricos, estanques, fuentes y edificios. Desde la cima de la roca sse puede ver la antigua majestuosidad del estanque real, el trono, los restos del magnífico palacio, los senderos y los jardines.

El jardín del agua, un ejemplo asombroso de la hidraúlica antigua, proporcionaba drenaje superficial, controlaba la erosión, creaba sistemas de refrigeración y contenía elementos acuáticos ornamentales y de recreo. En la ciudad, había un lago artificial con una presa de 12 kilómetros, y los jardines de agua contenían estanques, cisternas e islas, alrededor de un gran pabellón. El suministro del agua para las fuentes funcionaba gracias a la gravedad y la presión, y en la actualidad sigue en funcionamiento.

Al norte está la roca Pidurangala, en la que existe un monasterio budista y templos en cueva. Cerca de la cima se encuentra una de las estatuas del Buda recostado más grande jamás construidas, hecha con ladrillos y argamasa.

Un lugar para visitar y disfrutar. Se llega en unas tres horas y media en coche desde el aeropuerto de Colombo. Un sitio que te dejará huella.

Foto vía   Viajeoteca