Samarcanda, “La Roma de Oriente”

Samarcanda es la segunda ciudad más grande de Uzbekistán y se encuentra en el valle de Zarafsshan. Se trata de una de las ciudades más antiguas (2.700 años de antigüedad) e importantes de Asia. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001, inscrita como Samarcanda-encrucijada de culturas.

Situada estratégicamente en el valle de Zarafshan, Samarcanda está en medio de la antigua ruta de la Seda y ha sido un punto de entrada clave de cualquier visita dal Asia central, lo que explica su pasado turbulento y la mezcla de culturas. Samarcanda ha estado gobernada por los persas, Alejandro Magno, los árabes, Gengis Kan, Tarmelán el Grande, los turcos y los rusos, por lo que se ha desarrollado una cultura formada por influencias persas, indias y mongolas, con un toque de cultura oriental y occidental.

En el centro de la ciudad, está el Registan (“lugar arenoso”), rodeado por tres lados de las madrazas (universidades) medievales Ulug Beg, Sherdar y Tilla-Kari, que brillan con sus mosaicos color turquesa. Decoradas en el interior y el exterior con ladrillos vitrificados, mosaicos y mármol tallado, están consideradas como las mejores ejemplos existentes de arte y arquitectura islámica.

La cúpula azul y corrugada del mausoleo Gur Emir, en el que se encuentran los restos de Timur y su familia, domina el perfil aéreo del centro de Samarcanda. Dentro, la gigantesca losa rota de jade verde oscuro que conmemora a este poderoso gobernante antiguo es, según dicen, la piedra de jade más grande del mundo.

Otro tesoro arquitectónico, aunque ampliamente restaurado después de los daños que padeció tras un terremoto en el siglo XIX, es la mezquita Bibi Khanum, llamada así en honor de la primera esposa de Timur. Su cúpula se consider la más grande del mundo islámico y su tejado multicolor es uno de los más grandes y magníficos de Samarcanda. La puerta principal de 35 metros de altura se alza sobre un mercado ruidoso y abarrotado en el que abundan las coloridas frutas, los vegetales y las especies locales. Asimismo, el principal bazar no parece haber cambiado desde hace siglos.

Por último, Shah-i-Zinda, “la tumba del rey viviente”, alberga el santuario del primo del profeta Mahoma, Qusam Ibn Abbas, quien llevó el islam a la región. El hermoso santuario es uno de los edificios más antiguos de Samarcanda y un popular lugar de perenigración.

Foto vía  Correo de las Culturas del Mundo