Saltar al contenido

El Parque Nacional de Tsavo

Ene 9, 2012

El Parque Nacional de Tsavo es la reserva de caza más grande de Kenia y una de las mas grandes del mundo, además del destino más popular de Africa para los safaris. El parque tiene 21.000 kilómetros cuadrados, es más grande que Jamaica. Alberga a más de 60 especies de mamíferos y 1.000 de plantas.

El parque está dividido en dos zonas, Tsavo Este y Tsavo Oeste, por la autopista de Naoribi a Mombasa. Conocido por su gran concentración de elefantes y leones, el Parque Nacional de Tsavo ofrece un asombroso surtido de animales capaces de sobrevivir en un entorno impacable, árido y volcánico.

Desde un hotel, antigua plantación de sisal, se pueden ver elefantes enormes a través de sus grandes ventanales mientras se cena a la luz de las velas. Es como vivir un documental, viendo a éstos y otros animales bebiendo en un pequeño estanque cercano.  El espectáculo de todos en plena noche, a los que se pueden observar desde una lujosa choza con techo de hierba iluminados sólo por la luz de las antorchas, resulta increíble.

Tsavo Este es menos visitado y sólo está abierta a los visitantes la parte sur del parque, por debajo del río Galana. Allí los avistamientos de elefantes están prácticamente garantizados, excepto en los meses lluviosos (mayo, junio y noviembre), cuando los animales más grandes se dispersan. Además, hay hipopótamos, leones y manadas de cebras.

Asimismo, cerca de las cataratas de Lugard, se encuentra la reserva de rinocerontes, creada para conservar su población, que había llegado a reducirse a cincuenta ejemplares por culpa de la caza furtiva.

Tsavo Oeste es más pequeño y permite tener una experiencia más discreta, aunque también está repleto de animales salvajes, con más de sesenta especies de mamíferos. El río de 70 kilómetros de ancho ofrece excelentes vistas de los cocodrilos del Nilo además de hipopótamos, cebras comunes y gacelas bebiendo en sus orillas, mientrs se oyen a los monos vervet y a los monos azules en las acacias de los alrededores.

Foto vía Wikifaunia