Saltar al contenido

Bratislava, una ciudad olvidada a orillas del Danubio

Jun 22, 2011

Bratislava es la capital de Eslovaquia que se refleja en el Danubio y está protegida por los montes Cárpatos. Esta pintoresca ciudad se ha ido convirtiendo con el tiempo, en centro de estilo y cultura con un ambiente muy cosmopolita. Visitar sus palacios y jardines es una auténtica delicia.

Podemos destacar entre los lugares de interés, su casco antiguo, sus castillos o su catedral.

El Castillo de Bratislava

Fue construido en sus inicios como puesto fronterizo durante el Imperio Romano. Al estar situado en el corazón de la ciudad y sobre una colina, es uno de los edificios más prominentes de la ciudad.

Sus comienzos como castillo no surgieron hasta el siglo X, cuando formaban parte del Imperio austro-húngaro siendo residencia de Santa Isabel de Hungría, que aunque hija de reyes, dedicó su vida a los más necesitados. En 1811, su propia guardia, borrachos, lo quemaron siendo reconstruido más tarde.

Catedral de San Martín

Bajo la colina del castillo, se erige la Catedral de San Martín, de estilo neo-gótico y construida durante los siglos XIV y XV, uno de los lugares con más historia de Eslovaquia. En esta catedral tuvo lugar la coronación de los gobernantes húngaros durante más de 250 años, exactamente 19 de ellos.

Palacio Palffy

Este palacio renacentista reconstruido a mediados del siglo XIX, se encuentra situado en una de las calles más céntricas de la ciudad. Al parecer y según indica una placa situada en uno de sus laterales, Amadeus Mozart a la edad de 6 años, dio un concierto en la sala que ahora lleva su nombre. En los años 90, el palacio se convirtió en la Embajada Austríaca.

Hoy en día, su rica vida cultural, sus hoteles y restaurantes situados en lugares pintorescos harán de su estancia un viaje inolvidable.