Mikkeli, un precioso enclave finés

Mikkeli es una ciudad joven y cuadriculada y situada en pleno nudo de comunicaciones finlandés. Pertenece a la región de Los Lagos (Finlandia) y cuenta con cerca de 50.000 habitantes. Se halla a 232 kilómetros de Helsinki. Se trata de un rincón finés que merece la pena conocer en una jornada de viaje.

Los museos y los festivales (Festival de Música Clásica de Mikkeli y Ballet Mikkeli) son los hitos culturales de Mikkeli. Los alrededores combinan naturaleza, deporte y espacios históricos notables, ello despierta el instinto aventurero del viajero, que verá al verano como su mejor aliado para visitar este lugar.

El que fuera cuartel general del Estado Mayor Ejército de Finlandia en tres conflictos alberga un museo donde se perpetúan las últimas historias bélicas finlandesas: Päämajamuseo se centra en la doble contienda de la Segunda Guerra Mundial, primero contra los soviéticos, luego contra los nazis. El estudio del mariscal Mannerheim y otras dependencias completan las explicaciones y estrategias militares.

 

Por otra parte, el centro de comunicaciones, Viestikeskus Lokki, ocupa una reconstrucción de la cueva en la que se ocultaba, en la colina Naisvuori (la de las mujeres), donde se puede observar qué pronto se quedan obsoletos los teléfonos en el país de los móviles.

En la misma colina se halla el torre del agua, Naisvuoren Näkötorni, desde la que se puede admirar un bella panorámica de la ciudad y tomar un café. Desde la colina y torre Naisvuori se descender hacia el ayuntamiento y Halilustori, la plaza principal de Mikkeli.

La catedral luterana, gracias a su ladrillo rojizo, se ve desde lejos. Antes de llegar a ella, hay que detenerse en el centro de arte contemporáneo que ocupa un robusto edificio de granito, el Taidemuseo, donde se organizan muestras temporales y se exponen piezas del escultor Johannes Haapasalo y la colección Martti Airio, entre otras obras.

Por último, otro museo histórico, agrario, cultural, es el Surr Savon Museo. Finalmente, se puede completar la visita a Mikkeli con Kenkävero, una casa de madera y antigua vicaría; Ollimnäen Viinitila para degustar el vino local; y el museo militar Jalkaväkimuseo.

Foto vía DB City