La Plaza Syntagma, un icono de Atenas

La Plaza Syntagma es uno de los mayores hitos  Atenas. Todo aquel que viaja a  la capital de Grecia, debe pasear por este lugar cargado de historia, un sitio ideal para hacer todo tipo de fotografías y captar la esencia helena.

Trazada en 1835 por los arquitectos de la nueva capital, la Plaza Syntagma (plaza de la Constitución) ha sufrido bastantes remodelaciones, mas continúa siendo el núcleo de la ciudad griega. Fue llamada así tras la Constitución que el rey Otón I de Grecia fue forzado a aceptar después de la rebelión militar que comenzó  el 3 de septiembre de 1843.

En ella se encuentra ubicado el magnífico edificio del Parlamento Helénico, cuya función original era la de ser el palacio del rey Otón I, el príncipe bávara al que le fue otorgado el poder tras la independencia de Grecia.

El palacio mantuvo esta función hasta 1935, año en que se transformo en la sede del Parlamento griego. Hoy en día, sólo la biblioteca, que a menudo se usa como sala de exposiciones, está abierta al público.

En la explanada frente al Parlamento se halla la tumba al Soldado Desconocido, un monumento a los caídos por Grecia. Los guardianes de la tumba son los llamativos evzones, vestidos con uniforme tradicional. La estatuta de soldado moribundo conforma un impresionante telón de fondo para la ceremonia del cambio de guardia.

El Parlamento está custodiado por los evzones, los guardias vestidos con el tradicional uniforme de falda corta y zapatos con pompones. A la hora en punto, tres reemplazos llegan desfilando por Vasilssis Sofias y se realiza una pintoresca ceremonia de cambio de guardia. Además, los domingos y festivos, los evzones aparecen vestidos con todas las condecoraciones para una ceremonia más larga, con banda militar incluida, a partir de las 10.45 horas.

Finalmente, el histórico Hotel Grande Bretagne fue erigido en 1862 para alojar a los dignatarios de visita, papel que sigue cumpliendo actualmente. Los nazis lo transformaron en su cuartel general durante la Segunda Guerra Mundial y fue escenario de un atentado frustado contra Winston Churchill, primer ministro británico, en la Nochebuena de 1944.

Foto vía Sobre Grecia