Recién llegado a Londres

Londres

Londres una ciudad “Cosmopolitan” y abierta para toda clase de culturas, idiomas y maneras de vivir. Actualmente el segundo idioma más hablado después del inglés en Londres, es la lengua hispanoamericana, esto se traduce en una ayuda extra para las personas que quieran abrirse paso en esta inmensa ciudad llena de grandes oportunidades y que posean dicha lengua.

Evidentemente, el mayor problema social y con que nada más poner el primer pie en Londres nos encontramos, es el nivel y dominio del inglés que poseamos, por ello, si nuestro nivel del inglés es relativamente bajo o nulo, un buen comienzo es buscar una escuela o academia relativamente económica donde podamos empezar a practicar nuestra comunicación con el inglés lo más rápidamente posible. Esto nos proporcionara de una manera cómoda y rápida el empezar a familiarizarnos con el idioma, al mismo tiempo que cogeremos confianza en nosotros mismos para lanzarnos a hablar inglés sin ningún tipo de pudor. También son buenos lugares donde conocer gente de diferentes países y del nuestro propio, que al principio nos vendrá muy bien para relacionarnos y poder hablar con alguien de una manera fluida.

Evidentemente, otro factor importantísimo debido a los altos precios de Londres especialmente en los alquileres, es encontrar  un trabajo que se adapte una vez más a nuestro nivel del inglés, ya que aunque tengamos una carrera con mucha experiencia profesional en ella, por lo general, el requisito principal es tener un nivel del inglés de carácter profesional para poder realizar trabajos más técnicos o profesionales. Aun así, no hay que desesperarse o venirse abajo, ya que una vez metidos en la rueda laboral o académica, o incluso en las dos a la vez, mejoraremos nuestro idioma prácticamente sin darnos cuenta.

Por ello, una vez ya establecidos y con metas alcanzables a corto y medio plazo que nos motiven constantemente a mejorar y realizarnos como personas, empezaremos a disfrutar de Londres de una forma más íntima y privilegiada, disfrutando de sus cines, teatros, musicales, numerosos pubs que se reparten por toda Londres y demás servicios y lugares a los que acudir.

Aunque de una manera u otra siempre tengamos que estar vigilando nuestra economía debido a que hay numerosas facturas que pagar como transporte, alquiler, tasas, etc., otra buena recomendación es solicitar una tarjeta de crédito que nos ayude a controlar nuestras facturas, nos aporte una seguridad en nuestras compras y nos brinde ofertas y descuentos.

En conclusión, Londres, un destino lleno de oportunidades laborales y financieras donde podremos empezar una nueva y diferente vida.