Saltar al contenido

Venecia se plantea construir un megapuerto

Sep 9, 2014

Puerto-de-venecia-cruceros

La autoridad portuaria de Venecia (Italia) ha anunciado flamantes planes para realizar  un megapuerto, pese a la prohibición del Gobierno italiano  de que atraquen los grandes barcos de crucero a partir del año  2015, con el fin  de salvar la ciudad histórica amenazada.

Se espera  que esta instalación portuaria en alta mar en el Adriático suponga que Venecia pueda repetir su papel histórico como punto de apoyo del comercio entre Oriente y Occidente.

Siglos después del tiempo en la que dominaban el comercio en el Mediterráneo oriental, con puestos comerciales fortificados a lo largo de la costa de Dalmacia y por el este hasta la isla griega de Rodas, Venecia precisaba atender al comercio marítimo para restaurar sus fortunas bastantes en declive.

El megapuerto permitiría a la ciudad italiana manejar mucho más su aspecto comercial que su actual terminal de contenedores en Porto Marghera, que se halla  al otro lado de la laguna desde el centro histórico de Venecia, conocida por sus canales, puentes de piedra, restaurantes, edificios, palacios y tesoros culturales.

La construcción de la nueva instalación portuaria  valdría  entre 2 y 2,8 millones de euros, una importante cantidad que sería financiada  por parte del gobierno de Italia y de la empresa privada.

El futuro megapuerto estaría ubicado a nueve kilómetros de la costa, allá en donde la profundidad del mar es de alrededor de 70 pies, lo que facilita a los buques porta-contenedores más grandes del mundo para atracar y descargar su carga.

El gobierno italiano anunció hace unas semanas  que a partir de 2015 se plantea prohibir los mayores cruceros  (los mayores de más 96.000 toneladas) desechando su ruta actual, la que los acerca  a poco más de  unos cientos de metros de la plaza de San Marcos y el Gran Canal, dos zonas turísticas de primera magnitud en Venecia.

En su lugar, deberán viajar a lo largo de un canal nuevo, conocido como el Contorta Sant’Angelo, lo que dará un amplio margen al centro histórico de Venecia. Sin duda, el Gobierno italiano quiere proteger esta zona.

Foto vía Venecia.org