Leptis Magna, un espléndido yacimiento libio

Leptis Magna es un yacimiento declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982.  Está situado en la cosata mediterránea del norte de Africa, en la región de Trípoli, en Libia. Fundado originalmente por los fenicios en el siglo X a.C. como puerto comercial, sobrevivió a la colonización de los espartanos, se convirtió en una ciudad púnica, y finalmente pasó a formar parte de la provincia romana de Africa alrededor del año 23 a.C.

Por fortuna, el clima desértico ha conservado expecionalmente las ruinas de Leptis Magna, cubiertas por la arena durante al menos medio siglo. Estas asombrosas esctructuras permiten entender mejor la vida de los primeros romanos de Africa. Se recomienda visitarla en primavera u otoño, toda vez que el verano libio es extremadamente caluroso.

La espectacular ciudad de Leptis Magna fue construida en el tradicional estilo arquitéctonico romano, y era un centro comercial, cultura y artístico. Servía como base mediterránea de una ruta comercial que atravesaba el desierto del Sáhara y se adentrada en Africa. La ciudad romana fue creciendo en gran medida gracias al cultivo de las olivas.

La próspera Leptis Manga romana fue saqueada por los bereberes en el año 523 d.C., y posteriormente abandonada. Algunos de los materiales de la ciudad han caído en manos de los saqueadores a lo largo de la historia, pero durante una serie de excavaciones, en los años veinte del siglo XX, se descubrieron los magníficos restos de una de las ciudades romanas mejor conservadas del mundo.

Los arqueólogos han desenterrado varias capas de ruinas, entre ellas las de un gran teatro construido en el siglo I de nuestra era, bajo el cual existe un cementerio que data del siglo II o III d.C. Están particularmente bien conservados dos edificio del siglo I  y II d.C., en los que se halllan los precioso baños de Adriano, el foro y la basílica, todos ellos erigidos durante la época del emperador Septimio Severo (192-211 d.C.).

A pesar del estado de conservación, la variedad de las ruinas y su estatus como Patrimonio de la Humanidad, Leptis Magna continúa siendo ignorada, excepto por el reciente interés de un equipo de arqueólogos británicos.

Foto vía History