Bora Bora, la perla del Pacífico

Situada en el archipiélago de las islas de la Sociedad y al noroeste de Tahití, Bora Bora o la Perla del Pacífico, como la bautizó el capitán Cook, es un compendio de la magia y belleza de las islas de la Polinesia Francesa (Oceanía). Para llegar, lo mejor es viajar hasta el aeropuerto de Motu Mate que está a 30 minutos de Vaitape.

Su encanto ha fascinado a escritores, artistas, pintores y filósofos, como Alain Gerbault, Herman Melville, Paul Gauguin, Robert Louis Stevenson o Paul Emile-Victor, quienes quedaron extasiados por las cimas volcánicas de un verder exuberante, la gran laguna y la cadena de montes arenosos que flanquea la costa de esta mítica isla, cuyo nombre significa en tahitiano “nacida la primera“, pues al parecer habría sido la primera tierra en surgir de las aguas del Oceáno Pacífico.

Con su volcán ubicado sobre una de las más bellas lagunas del mundo, Bora Bora posee una verdosa cadena montañosa formada por tres picos: Monte Hue (619 metros), Monte Pahia (661 metros) y MOnte Otermanu (727 metros).

Además, la naturaleza generosa con Bora Bora ha dotado a la isla con la laguna de aguas transparentes, con todas las tonalidades del verde y el azul y enorme belleza, rodeada por una serie de islotes paradisíacos, que para muchos es la laguna más hermosa del mundo. En uno de los islotes, el Toopua Motu, se yergue una colina 100 metros sobre el nivel del mar, en cuya cima resuenan las rocas llamadas “Las campanas del Hiro”.

Aunque la reina de las flores polinesias es la Tiare Tahíti, por todas partes florecen, durante todo el año, flores de asombrosos colores, como los ramos “rojo sangre” de opuhi, las mil variedades de ave del paraíso, los frondosos setos de buganvillas, con tonos que van desde el pastel al escarlata y el púrpura, y los preciosos hibiscos.

Por último, al ser una área protegida de ballenas y delfines, la Polinesia Francesa está considerada desde mayo de 2002 Santuario de Mamíferos Urbanos. Finalmente, el arrecife de coral que rodea Bora Bora encierra una rica fauna submarina: peces mariposa, peces ángel y peces payaso, junto a pacíficos napoleones y majestuosas mantas raya gigante.

Foto vía Viajes Diarios