Saltar al contenido

Los mercados flotantes de Tailandia

Abr 1, 2012

Pese al tópico, los mercados flotantes siguen siendo uno de los grandes atractivos de Tailandia y especialmete de su capital, Bangkok. En sus canales o “khlongs” se puede ver a los personajes más típicos de la ciudad, en medio de una intensa actividad comercial que comienza a primeras horas de la mañana.

En los canales de Thonburi, apartado de las grandes vías de agua, más concretamente en el Khlong Bang Khu Wiang tiene lugar un pequeño mercado flotante que ha logrado guardar el sabor de lo tradicional, no tanto por el volumen de las mercancías, sino por los personajes que recorren los distintos puestos móviles.

Destacan los puestos de comida que ofrecen delicados manjares a todo el mundo, cocinando en sus pequeñas e inestables embarcaciones. El mercado abre a las 4 de la mañana.

Wat Sai era hace unos años un sitio perfecto para ver un mercado flotante. Hoy en día, quedan embarcaciones que venden las mercancías típicas, aunque algunos días parece que son más numerosas las embarcaciones repletas de turistas dispuestos a filmar todo lo que se mueva.

Este lugar tiene en el Khlong Sanam Chai, cuyo acceso más fácil es a través del Kholong Dao Khanong. Lo que en barco puede llevar no más de 30 minutos, se puede convertir en casi una peregrinación de automóvil. Hay que saber buscar lo más tradicional y original, y alejarse de la masa turística.

En el canal Dammoen Saduak, a unos cien kilómetros de Bangkok, cerca de Nakhon Pathom, tiene lugar el mercado flotante más interesante. Realmente son tres los mercados de la zona. Talaat Ton Khem  y Talaat Hia Kui son los dos principales, ubicados la lado del mismo canal.

Allí no falta de nada: fotos con serpientes, sombreros pitados a mano, y todo y un bazar de baratijas y regalos. Tomando los servicios de un taxi fluvial se puede recorrer muchos canales pequeños, como si de callejas se tratasen.

Un poco más al sur se encuentra el Talaat Khun Phitak, donde se guarda mejor más la atmósfera tradicional de esos mercados. La visita se completa con Chedi de Phra Pathom, el monumento budista más alto del mundo, con sus 127 metros y con un agradable paseo por el parque Sanam Cha.

Foto vía One Girls Style