Saltar al contenido

El parque provincial de Algonquin

Dic 11, 2011

El Parque provincial Algonquin se encuentra entre el río Ottawa y la Bahía Georgian, en Ontario (Canadá). Abarca 7725 kilómetros cuadrados de bosques, lagos y ríos. Se trata de un recordatorio de la naturaleza salvaje de un pasado que se desvanece y uno de los parques provinciales más grandes de Canadá. Además, es un parque popular debido a su cercanía a núcleos urbanos como Toronto y Ottawa.

El parque está situado en una zona de transición, entre bosques de árboles de hoja caduca y bosques de coníferas, con un paisaje exuberante de arces, humedales, estanques de castores, lagos y colinas repletas de flores silvestres, que ofrecen muchas oportunidades para observar un amplio abanico de plantas y animales salvajes que no suelen verse juntos muy a menudo.

 Dentro de los límites de este espectacular parque se encuentran 53 especies de mamíferos, 272 de aves, 31 de reptiles y anfibios, 54 de peces y unas siete mil de insectos. También existen unas mil especies de plantas y más de mil de hongos. Todo un lujo para los amantes de la naturaleza.

Habitado originalmente por los aborígenes que llegaron hasta él para pescar, cazar y recoger bayas, las escarpadas tierras alta de Algonquin no fueron colonizadas por los pioneros hasta el siglo XIX, cuando llegaron leñadores desde el valle de Ottawa en busca de pinos blancos, ya que la demanda de esta madera se estaba desarrollando en la creciente economía británica.

El parque provincial de Algonquin se declaró reserva natural en 1893 con el fin de proteger la cabecera de los cinco grandes ríos que nacen en el parque. Después, esta zona de belleza majestuosa fue descubierta por pescadores aventureros, después de Tom Thomson y los famosos pintores paisajísticos canadienses, el Group of Seven, y muchos otros visitantes.

A esta parque acude gente de todo el mundo para escuchar el aullido de los lobos en un entorno hermoso, además de para ver a los alces que abundan. Además, se puede navegar en canoa por sus 1.1610 kilómetros de rutas de canoa, disfrutar con el senderismo por los caminos que van desde los 6 a los 88 kilómetros, montar en bicicleta de montaña, practicar esquí de fondo, pescar u observar las aves.

Foto vía Biología al cubo