Las Islas Galápagos

Las Islas Galápagos, un pequeño archipiélago de islas perteneciente a Ecuador y situado en las remotas aguas del océano Pacífico oriental, son notables por su variedad de animales salvajes únicos e intrépidos que sirvieron como inspiración para la teoría de la evolución por selección natural de Charles Darwin.

Situado a unos 1.000 kilómetros al oeste de continente sudamericano, el archipiélago de las Galápagos está formado por trece islas grandes y seis pequeñas, cubriendo en total más de 50.000 kilómetros cuadrados de terreno.

Estas islas volcánicas y áridas son el hogar de algunos de los mejores ejemplos de vida salvaje, como las tortugas gigantes, los leones marinos autóctonos de las Galápagos, los pingüinos, las iguanas marinas, los flamencos de las Galápagos, las aves fragata, las nutrias, los famosos pinzones de Darwin y los piqueros patiazules y patirrojos.

Además de los animales salvajes, las islas Galápagos poseen magníficos parajes para la práctica del submarinismo y el buceo. Además, presenta unos bellos arrecifes y una gran variedad de peces.

Dentro del archipiélago merecen una atención especial la isla de Bartalomé, famosa por sus espectaculares vistas y su árido paisaje volcánico; la isla Genovesa con las fascinantes aves fragatas y los piqueros patirrojos; la isla Cerro Dragón con iguanas únicas en el mundo; la isla Ferdinanda con su cormorán no volador;  la isla Española con los albatros; y la isla Isabela, la más grande y en donde se encuentra el volcán de Darwin, la caleta de Tagus y el pico más alto, el volcán Lobo (1.707 metros ).

Se mantiene un control estricto del acceso de turistas en un esfuerzo por proteger los hábitats naturales de este lugar declarado Patrimonio de la Humanidad, y todos los visitantes deben ir acompañados de un guía naturalista certificado por el parque. Se requiere el pasaporte y es aconsejable vacunarse contra la malaria, tétanos y fiebre amarilla.

Foto vía TripAdvisor

Comments are closed.