Saltar al contenido

El Monte Olimpo, una maravilla griega

Jun 6, 2012

El monte Olimpo sobresale como  la montaña más alta de Grecia  con 2.917 metros de altitud y sus escarpados precipicios se elevan hasta una enorme cumbre cubierta de nieve.  Se halla  cerca de la costa este griega extendiéndose por la frontera entre las regiones helenas de Tesalia y Macedonia. Además,  es reserva natural griega desde 1938 y patrimonio natural de la Unión Europea desde 1981, en su categoría de reserva de la biosfera.

El Monte Olimpo pertenece a una cadena montañosa que penetra por el norte en Bulgaria y por el sur en Turquía, y se extiende por la frontera entre Macedonia y Tesalia. Se puede llegar  por carretera o por tren desde Atenas o Tesalónica hasta Litochoro. Los mejores meses para subir al Monte Olimpo va desde abril hasta junio. 

Según la mitología griega, el Monte Olimpo es el sitio en el que Gaia dio a luz a los Titanes. Estos eran tan gigantescos que usaban las montañas griegas como sus tronos, y Cronos (el titán más poderoso) se sentaba en el Monte Olimpo.

Luego,  fue el hogar de los principales dioses del panteón griego, quienes, según Homero, vivían en palacios de cristal en la cima, comiendo néctar y ambrosía, el alimento de los dioses, que fortalecía su inmortalidad.

También Alejandro Magno acudió al monte para realizar sacrificios en la antigua Dion, al pie del Olimpo, antes de irse a la guerra. Actualmente, en ella se puede visitar el museo y el parque arqueológico.

La ciudad de Litochoro, que significa “ciudad de los dioses”, es el lugar habitual para comenzar cualquier ascenso al Monte Olimpo. Se precisan dos días para realizar el ascenso y regresar, si bien los excursionistas más experimentados pueden lograrlo en un solo día. Existen varios refugios a lo largo del camino en los que se puede pasar la noche.

Finalmente, esta zona hermosa y virgen es muy rica en flora, con 1.700 especies de plantas, algunas de las cuales sólo se encuentran en el Monte Olimpo.

Foto vía Viaje a Grecia