11 Consejos para organizar tu viaje a Roma

Monumento Victor Manuel II de Roma
Monumento a Víctor Manuel II

Disfrutar de la bella ciudad de Roma es un viaje que marca mucho y queda gratamente grabado para el recuerdo. Pero no llevar tu escapada mínimamente organizada puede convertirse en un caos y al final lo que se nos quedará grabado será algo negativo, un viaje para olvidar. ¡Evitemos eso ya que estamos ante uno de los destinos con mayor encanto de Europa!

Seguro que a más de uno nos ha pasado dejar todo para el final y, una vez que se va a acercando la fecha del viaje, nos entran las prisas y empezamos a buscar alojamiento, rutas turísticas a realizar, sitios para comer, medios de transporte … sin pies ni cabeza y sin optimizar al máximo todas las posibilidades.

Para evitar esto, desde ClubViaje hemos querido preparar una guía con 11 consejos para organizar tu viaje a Roma que esperamos que sean de vuestro interés.

1- Búsqueda del Vuelo

Para encontrar los mejores precios en nuestros billetes de avión lo mejor es buscar varios meses antes, ya que los precios se van encareciendo, y mucho, según se acerca la fecha elegida.

Se pueden encontrar auténticas gangas y lo mejor es utilizar comparadores de vuelos que escanean las mejores opciones de una gran variedad de compañías y portales de viajes.

En el mercado puedes encontrar varios de estos comparadores, como Skyscanner, Travelgenio, Trabber, Momondo, eDreams, Kayak … Pero es importante que antes revises si estos comparadores muestran los precios definitivos (no te olvides de los gastos de gestión, muchas veces son una ingrata sorpresa), y si vas a facturar alguna maleta (también revisa las condiciones de las compañías aéreas con el cambio de normativa en cuanto al equipaje de mano). Revisar opiniones no esta de más, las hay muy completas, como esta opinión vuelos de Travelgenio.

Lo importante es que ahorres con tu vuelo, por lo tanto, la premisa es comprar tu billete pronto, al mejor precio, sin escalas (preferiblemente) y que te lleve al aeropuerto más cercano a Roma (Aeropuerto de Fiumicino y el Aeropuerto de Ciampino) o que tenga muy buena comunicación y sea rápido llegar por tren o autobús.

 

2- Búsqueda del Hotel

Al igual que hablábamos en el punto anterior de los comparadores, en el alojamiento la mejor opción también se encuentra en buscar en plataformas como Booking, Trivago, Kayak, Tripadvisor, Destinia …

Estos operadores suelen contar con el mejor precio, incluso mejor que si contactas directamente con el propio hotel. Y en algunas opciones cuentan con la posibilidad de cancelación gratuita por si surge algún contratiempo. Nosotros siempre recomendamos tener muy en cuenta esta opción, a no ser que el viaje este 100% garantizado y se encuentre una oferta muy buena en algún alojamiento que no tenga posibilidad de cancelación.

En cuanto a la ubicación del hotel en la ciudad de Roma, no hay mucho que decir. Supongo que te imaginarás que los hoteles del centro contarán con precios más elevados de los que se encuentran un poco más apartados.

En nuestros viajes nos solemos alojar cerca de la estación de tren de Termini ya que utilizábamos el tren para la ida y vuelta al aeropuerto de Fiumicino (a unos 34 kms de Roma), y nos era más cómoda esa ubicación para evitar ir cargados con las maletas y tener que coger un taxi o autobús. También porque los precios son más asequibles y porque se puede llegar al centro y a otros puntos turísticos de la ciudad con facilidad, tanto andando como en autobús.

Hemos hablado de hotel, ya que para nosotros casi siempre es la opción más cómoda y económica, pero si prefieres un apartamento puedes aplicar los mismos consejos de reservar con tiempo y utilizando comparadores.

 

3- Desayuna en el hotel, comidas y cenas fuera

En un destino donde puedes encontrar una gastronomía tan rica, la mejor opción es que desayunes en el hotel o apartamento y que las comidas y cenas las hagas en restaurantes de la ciudad, para disfrutar de su pasta, pizzas y otros platos igualmente deliciosos.

También recomendamos esta opción ya que tener que volver al alojamiento para comidas y cenas, con todo lo que tiene para ver la ciudad es difícil.

Incluso harás uso de los sitios de comida rápida donde podrás comprar pizza al corte y otros alimentos.

 

4- Planificación de las Visitas – Hacer turismo por Roma

Roma tiene mucho, muchísimo, que ver por lo que si no llevas una mínima planificación de las visitas diarias no las aprovecharás al máximo.

Lo mejor es hacer itinerarios para cada día, intentando dividir por zonas los monumentos y lugares turísticos a visitar. Con esto evitarás tener que estar utilizando muchos medios de transporte (te ahorrarás unos euros), ni dar grandes caminatas a pie sin sentido.

Para la zona del Vaticano deja un día completo reservado.

 

5- Compra tus entradas con antelación

La explicación de por qué comprar tus entradas con antelación e incluso desde antes del viaje es sencilla, evitar colas o esperas.

También existen packs o tarjetas que cuentan con entradas a varios monumentos y que tienen un mejor precio. Aunque echa cuentas ya que hay tarjetas que no compensa comprar.

Tener la entrada por adelantado te evitará tener que esperar enormes colas en los Museos Vaticanos (e incluso quedarte sin poder entrar), o en el Coliseo Romano.

Colas espera Coliseo y Museos Vaticanos
Largas colas de espera en el Coliseo y los Museos Vaticanos

TRUCONSEJO: Si no has comprado tus entradas con antelación y ya estás en Roma, visita el Foro Romano antes que el Coliseo y acuérdate de pedir la entrada conjunta. Así evitarás la larga espera del Coliseo.

 

6- Aprovecha la entrada gratuita

En algunos lugares hay días en los que el acceso es completamente gratuito, ¡aprovéchalo!

Un ejemplo son los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina el último domingo de cada mes, con un horario de mañana, siempre que no coincida con Año Nuevo, Pascua, 29 de junio (San Pedro y San Pablo), 15 de agosto, 8 de diciembre, 25 y 26 de diciembre (Navidad y San Esteban).

En este caso no es posible hacer una reserva anticipada, por lo que tendrás que hacer cola. Nuestra recomendación es que madrugues ya que habrá mucha gente y el acceso sólo esta abierto hasta las 12:30 horas, y si no has podido entrar antes de esa hora te quedarás sin poder acceder, aunque hayas estado horas esperando en la fila (madruga ya que te va a merecer la pena).

 

7- Ropa y calzado cómodo

Roma es una ciudad en la que descubres monumentos al girar cada calle (bueno no tan exagerado, pero hay mucho que ver), así que vas a andar sí o sí, por lo que recomendamos que lleves calzado cómodo, unas buenas zapatillas, nada de zapatos, que te permitan recorrer cada rincón romano.

En cuanto a la ropa, más de lo mismo. Ve con lo mínimo imprescindible, teniendo en cuenta las condiciones del tiempo. Pero siempre cosas cómodas y transpirables.

 

8- Protección solar en días soleados

Estamos al sur de Europa y cuando el sol pega lo hace con fuerza, por eso se hace imprescindible, en meses de verano o cuando el sol aprieta, ir cargado con nuestra protección solar para ponérnosla con frecuencia. Y otro objeto que no puede faltar, la gorra o el sombrero.

 

9- No vayas cargado con grandes botellas de agua

Algo que nos sorprendió en nuestro viaje a Roma es el montón de fuentes públicas de agua potable que están repartidas por la ciudad. Agua muy buena, cuando fuimos nosotros y que suponemos sigue igual, por lo que puedes evitar ir con la mochila cargada de botellas aparatosas. Con llevar una botella pequeña e ir rellenando cada vez te es más que suficiente.

 

10- Disfruta de los helados y la comida italiana

No te puedes volver de Roma sin probar sus helados. Con una gran variedad de sabores, colores y la multitud de heladerías que encontrarás a lo largo de tu recorrido, te será imposible no caen en el encanto. ¡Disfrútalos ya que están riquísimos!

Heladería de Roma
Caerás en el tentación de los ricos helados de Roma

Con la comida italiana estamos igual, es delito si no pruebas su pasta, risotto o pizza.

Busca restaurantes con buena recomendación en Internet y planifica alguna comida o cena en estos sitios.

El resto de los días déjate llevar por los horarios y visitas que tengas. Pero, por favor, hamburguesas, Kebab y cosas parecidas, que no sean típicamente italianas, déjalas para cuando regreses de tu viaje.

 

11- Visita los monumentos y lugares turísticos tanto de noche como de día

Nos hemos dejado este consejo como broche final. Sabemos que visitar la ciudad va a requerir de mucho andar (a no ser que tengas más de 3 días para visitar Roma y te permita ir más relajado), y que por la noche estarás cansado, pero te recomendamos encarecidamente que visites algunos lugares turísticos con la iluminación nocturna.

Fontana de Trevi iluminada
Iluminación nocturna de la Fontana de Trevi

Es increíble ver la Fontana de Trevi, el Coliseo Romano, la Plaza Navona, la Plaza de España, el Foro Romano o el Arco de Constantino iluminados. Y será una experiencia que se te quedará grabada en la memoria.

¡Que disfrutes de tu viaje a Roma!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 6 =