La bahía Bai Tu Long, una joya vietnamita

A unos 200 kilómetros al noreste de Hanoi, la bahía Bai Tu Long supone un gran  tesoro natural de Vietnam (Asia) con arena fina, aguas cristalinas, una notabel diversidad biológica y abundante patrimonio histórico.

Cercana a la conocida Bahía Ha Long, Bai Tu Long está compuesta por cientos de islotes de piedras cálcicas, cuya edad geológica es de aproximadamente unos 300 millones de años. En vietnamita, Bai Tu Long signifca manada de dragones bebés y el nombre procede de la leyenda de la ayuda de ese animal imaginario a los habitantes para defender y construir su nación.

Después de cumplir su cometido, la dragona madre subió  hacia el cielo en el terreno del actual Hanoi, cuyo nombre antiguo quiso decir Dragón Ascendente.  Sin embargo, Pero al no querer irse de su amada Tierra, la sagrada decidió retornar y su entrada en las aguas del Mar Oriental generó el pintoresco conjuntos de islotes de Bahía Ha Long.

El espacio biológico de Bai Tu Long, con una superficie de más de  100 hectáreas, es una unión  de varios ecosistemas como arrecifes de corrales, bosque tropical, manglares y reservas biológicas endógenas de lagos cerrados en las islas.

En esta área viven 391 animales marinos. Esta bahía asiática cuenta con  varias especies protegidas como los haliótidos u orejas del mar, los holoturoideos o cohombros, la tita o sipanculos, y los sirenios o manatíes. Durante la visita a hay que realizar un recorrido por la isla de monos amarillos

Por último, este lugar acogió el antiguo puerto comercial de Van Don, que recibía hace 900 años barcos de China, Persia, Tailandia y la India. Además,  fue el escenario de la imporante batalla marítima en la cual los vietnamitas derrotaron en 1288 a los  invasores mongoles.

Por todo ello, merece la pena visitar la bahía Bai Tu Long cuando uno viaje a Vietnam. Un país que nos sorprenderá y cautivará en todo momento.

Foto vía Indochina Junk